Noticias Destacadas

El FpV sueña con un batacazo en Río Negro, pero el oficialismo provincial confía en lograr una victoria contundente

Tras atravesar el puente sobre el río Neuquén e ingresar, por la ruta 22, a la rionegrina ciudad de Cipolletti, casi a modo de bienvenida hay un inmenso cartel de propaganda electoral. “Alberto Weretilneck gobernador-Arabela Carreras vicegobernadora”, propone con una foto de ambos, sonrientes.

La elección en Río Negro es este domingo y el actual gobernador Weretilneck fue el protagonista casi excluyente de la campaña, aunque la Corte vetó el mes pasado su intento de reelección. Si se sigue unos kilómetros más por la ruta en dirección a General Roca, ahí sí aparece un cartel, también inmenso, con la nueva fórmula del oficialista Juntos Somos Río Negro. “Arabela Carreras gobernadora-Alejandro Palmieri, vicegobernador”, postula. Pero en la foto, entre ambos candidatos, aparecer un tercero: Weretilneck.

Al oficialismo provincial se lo ve muy confiado para la elección de este domingo. Tras el freno judicial a la candidatura de Weretilneck y su reemplazo por Carreras, Juntos perdió unos puntos en intención de votos, admiten en la fuerza provincialIgual manejan números que los muestran arriba de su principal rival, el peronista Martín Soria, quien va de candidato a gobernador por bajo el sello del FpV y aliado al kirchnerismo.

El cristinismo se entusiasma con una victoria en Río Negro que allane una eventual candidatura de la ex presidenta.

Arabela Carreras con su compañero de fórmula de Juntos Somos Río Negro, Alejandro Palmieri.

Pero en el tramo final de la campaña, en la Casa Rosada respiran aliviados: los sondeos que manejan también indican que se impondría la fuerza de Weretilneck. La lectura política que hacen es simple: perdería el kirchnerismo.

Pero la otra lectura obvia es que Cambiemos tampoco se llevará este domingo un triunfo propio y que sigue sin encontrar fórmulas competitivas en la Patagonia. El escenario podría ser calamitoso: la fórmula integrada por la radical Lorena Matzen y la macrista Flavia Boschi no solo quedaría tercera sino que podría sacar menos de 10 puntos.

De ocurrir, Cambiemos elegiría de uno a un máximo de tres legisladores provinciales, según proyecciones. La Legislatura tiene 46 miembros y se renueva completa.

En total, hay 545.695 rionegrinos en condiciones de votar en 1.649 mesas distribuidas en toda la provincia. La pelea grande es en elpuñado de ciudades que concentran la mayor cantidad de electores: Bariloche, General Roca, Cipolletti y Viedma. En Roca ganaría Soria, ciudad de la que es intendente. En las otras tres el panorama asoma favorable para Arabela Carreras, quien nació en Bariloche.

En la elección compiten 7 listas: Juntos Somos Río Negro, FpV, Cambiemos, Frente de Izquierda y los Trabajadores, Movimiento al Socialismo, Partido Unión y Libertad y el MST. Las boletas son en colores, por primera vez en una elección provincial.

Martín Soria con Magdalena Odarda, integrantes de la fórmula del FpV.

En el gobierno provincial calculan que a partir de las 20/21 de este domingo ya debería conocerse alguna tendencia que revele quién triunfó.

Como una demostración de fuerza territorial pero también de surasgo distintivo como partido provincial que busca representar a todos rionegrinos, el esquema ideado en Juntos Somos Río Negro es que no haya un único búnker ni tampoco un único festejo en caso de victoria.

Los fiscales de Juntos irán cantando por teléfono los resultados a un centro de cómputos propio instalado en Cipolletti, que con un software irá haciendo el conteo. En General Roca, en el búnker del FpV se concentrará la información que vayan pasando sus fiscales. Ambas fuerzas prometen ir mostrando sus resultados provisorios en pantallas gigantes.

Aunque el escrutinio oficial sea más lento, el plan del oficialista Juntos es que cuando estén seguros de su eventual triunfo salir a celebrar. Primero lo hará en General Roca el roquense Palmieri. Después en Bariloche la barilochense Carreras y, como cierre, en Cipolletti lo hará Weretilneck, ciudad de la que fue intendente y desde la que creció políticamente.

Soria estará en el búnker de General Roca, ubicado en la calle San Martín casi avenida Roca, ahí nomás de la municipalidad local.

Contra la mayoría de los pronósticos, en el FpV se mantienen confiados Su estrategia fue nacionalizar la campaña y asociar a Weretilneck con Mauricio Macri. “Queremos ser la primera provincia que le ponga un freno a Macri este año”, dijo a Magdalena Odarda, candidata a vicegobernadora de Soria.

“Una vez más van a fracasar los intentos de nacionalización. El nuestro es un proyecto auténticamente rionegrino que echa por tierra todo este intento de nacionalización de las políticas provinciales”, pronosticó Weretilneck.

La radical Lorena Matzen, candidata a gobernadora de Río Negro por Cambiemos, junto a su compañera de fórmula, la macrista Flavia Boschi, con un bebé en brazos.

En la noche de este domingo se verá si, al igual que sus vecinos neuquinos, los rionegrinos optaron por saltar la grieta y refrendaron una gestión provincial que se destacó por la inversión en obra pública o si prefirieron por enviar un mensaje político nítido y fuerte a la Casa Rosada.

 

Share: