Noticias Destacadas

La inflación de junio fue del 2,7 %, la más baja desde diciembre

Tal como habían pronosticado los economistas, la inflación de junio fue del 2,7 %, 0,4 puntos por debajo del índice de mayo y 2 puntos menos que el índice de marzo, cuando se registró un pico de 4,7%. Así, en lo que va del año, acumula 22,4 % y 55,8% a nivel interanual, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Según los datos oficiales, los bienes tuvieron en junio una variación positiva del 2,7 % en comparación con el mes anterior, mientras que los servicios aumentaron en la misma proporción: los datos ascienden al 22,8 % y al 21,8 %, respectivamente, en comparación con el mismo periodo de 2018, año en que la inflación acumuló un 47,6 %, el nivel más alto desde 1991.

Por sectores, en un año, los precios que más subieron fueron los de Comunicación (7,1%), recreación y cultura (3,7%) y Equipamiento y mantenimiento del hogar, (3,4%). Mientras que los alimentos, se incrementaron en promedio, 2,6%.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había señalado el viernes que esperaba que la inflación de junio mostrara “un camino descendente” y hasta se ilusionó con que “la de julio sea aún más baja que la de junio, particularmente, porque este proceso está liderado por la baja de la inflación núcleo”.

En esta tendencia hacia la desaceleración del índice inflacionario fue “clave”, la estabilidad del dólar, que viene registrándose desde principios de mayo. En este sentido, el Gobierno está apostando todas sus fichas a que el dólar no se dispare y no impacte en una mayor inflación.

No obstante, el nivel de los precios sigue siendo alto y en seis meses, alcanzó casi la inflación que el Gobierno había calculado para todo el año en el Presupuesto 2019, que fue de 23%.

Según la consultora LCG, hacia adelante, no se pueden “descartar nuevas tensiones en el mercado de cambios, pero en un contexto de estabilidad cambiaria y con tarifas congeladas esperamos una inflación converja a tasas de 2,5% en la segunda mitad del año”, señaló en su último informe.

A principios de julio, los analistas que mensualmente consulta el Banco Central (BCRA) para su informe de expectativas de mercado (REM) ubicaron en el 40 % su pronóstico de inflación para todo el año y en el 27 % para el 2020.

A pesar de que el indicador de la inflación está cediendo respecto de los meses anteriores, sigue siendo la espada de Damocles para la economía y uno de los temas que más preocupa a los consumidores.

A esto se suma que el Fondo Monetario Internacional, empeoró el lunes pasado, las previsiones económicas para el país. Pronosticó una contracción del PBI del 1,3 % este año y estimó que la inflación para este año, pasó del 32% al 40%.

Share: