Noticias Destacadas

Buenos Aires, la ciudad donde encontrar un baño público es casi imposible

A pocos les gusta hablar de ellos, muchos pasan inadvertidos, pedir entrar a uno puede dar pudor. Pero están, o deberían: los baños públicos son ese mal necesario de toda ciudad grande, una materia en la que Buenos Aires fue pionera y hoy está atrás, más allá de lo que la ley diga. En los parques y plazas porteños hay apenas 33, y un cuarto de ellos están cerrados. Recién esta semana se licitó la concesión de los predios bajo la autopista 25 de Mayo, que deberán tener sanitarios públicos. Y aunque está prohibido, muchos bares y restaurantes siguen reservándolos para sus clientes sin ser sancionados.

A diferencia de otras ciudades del mundo, donde hay toda una red de baños públicos gratuitos o pagos en plazas y puntos turísticos, Buenos Aires cuenta con apenas 33 sanitarios públicos, que están en espacios verdes, pero de ellos sólo funcionan 26. El resto está en refacción, indica el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño.

En una Ciudad con unos 3 millones de habitantes, hay entonces un baño cada 111.000 vecinos. Esto sin tener en cuenta que, además, todos los días hábiles se suman otros 3 millones que ingresan desde el GBA para trabajar, estudiar o hacer trámites.

Ante la falta de baños públicos, es habitual ver a hombres orinando contra árboles, contenedores y paredones. El espectáculo es desagradable, la Ciudad se afea y el olor resulta insoportable.

Una ley promulgada en enero, la 6.107, obliga al Gobierno de la Ciudad a incorporar baños públicos en los espacios verdes de más de tres hectáreas. Y aunque en ese entonces en el ministerio dijeron que trabajaban en un plan por etapas, lo concreto es que, según la misma cartera, “este año no se hicieron baños nuevos”. Tampoco “hay nada definido” para construirlos en el futuro cercano.

Los únicos que se construyeron en 2019 se enmarcaron en una obra mayor, la primera etapa del Paseo de la Costanera, que a su vez forma parte de los trabajos de ampliación del Aeroparque Jorge Newbery. La creación del espacio, inaugurado en junio, estuvo a cargo del Ministerio de Transporte de la Nación.

Un avance en ese sentido se dio entre 2016 y 2018, con las obras de puesta en valor de las estaciones de trenes metropolitanas. Las mejoras más palpables fueron las de los sanitarios de la línea Roca, en Constitución, y de los del Mitre en Retiro. Su vecina terminal de ómnibus, en cambio, tiene baños a tono con el resto de sus instalaciones: sucios, rotos y carentes de elementos de higiene.

En el subte, el panorama no es mucho mejor. Según la concesionaria Metrovías, son 86 los baños disponibles entre las líneas A, B, D, E y H. Y aunque desde la empresa no pudieron precisar cuántos no estaban operativos, es fácil hacer el cálculo: las cinco líneas mencionadas totalizan 81 estaciones y cada una debería tener tres baños (para mujeres, para varones y exclusivos para personas con discapacidad). En otras palabras, deberían sumar 157 sanitarios, dos veces más que los que efectivamente funcionan. Y eso sin tener en cuenta que algunas estaciones no tienen ni uno y que la línea C carece por completo de baños públicos.

Al mismo tiempo, la mayor parte de los baños existentes en las estaciones de subte están casi siempre cerrados. Consultados por este diario, desde Metrovías explicaron que la inhabilitación se debe a que sufrieron “actos de vandalismo”.

Es por eso que la legisladora porteña Inés Gorbea (SUMA +) presentará esta semana un proyecto para la instalación de baños públicos en distintas estaciones de subte, que califica de “imperiosa”. La diputada ya había enviado iniciativas similares en 2005 y 2013, pero no prosperaron. De hecho, la última ni siquiera llegó a ser tratada en comisión.

También están los baños que, sin ser estrictamente públicos, por ley deberían permitir el acceso: los de bares y restaurantes. Desde 1993, esos establecimientos están obligados a prestar sus sanitarios, se haya consumido allí o no, según la ordenanza porteña 46.798. Pero muchos los reservan sólo para sus clientes y no reciben sanciones por eso. De hecho, en los últimos años locales de grandes cadenas gastronómicas implementaron el sistema de ingreso con código numérico, que figura en el ticket de lo que se compró.

Para hacer denuncias cuando los locales gastronómicos impiden el acceso a los baños se puede llamar al 147. También se pueden presentar a través del Facebook/BAconsumidor y del Twitter @BAconsumidor.

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad presentó en mayo un proyecto para transformar la ordenanza 46.798 en ley. Es que ese organismo recibe un promedio de 50 quejas al año por problemas de acceso a baños públicos, aunque en los últimos 12 meses sólo 14 de ellas fueron reclamos formales. La mayoría corresponden a quejas por la prohibición de acceso a sanitarios en locales comerciales, o pedidos de colocación de baños públicos. Otros fueron por la restricción al ingreso a baños en restaurantes y locales de comida rápida.

“El problema existe, pero hay que alentar a que la gente reclame más“, sostienen desde la Defensoría. Sandra González, presidenta de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (ADECUA), coincide: “Muchas veces la gente no sabe dónde elevar la queja, y es por eso que no se registran tantos reclamos”.

El legislador porteño Sergio Abrevaya (GEN), que presentó dos proyectos sobre instalación de baños -uno en ferias y otro en bancos-, no está de acuerdo con que los locales gastronómicos deban prestar sus instalaciones gratuitamente porque equivaldría a reducir la responsabilidad estatal sobre la cuestión. Por eso, propuso en otro proyecto que los restaurantes y bares puedan cobrar por su uso.

“El Estado dictó la resolución N°46.798 después de haber retirado todos los baños públicos en parques y plazas. Así, les impuso a los bares la obligación de que cualquier persona pudiera usar sus sanitarios. Pero muchos de estos comercios pueden ser PyMEs sin capacidad para mantener los baños en condiciones ante la asistencia masiva”, explica Abrevaya. Su proyecto, que fue presentado en mayo, les otorga a los locales la posibilidad de cobrar, aunque, reconoce el diputado, “hay lugares en los que no conviene hacerlo, como en los barrios, donde los clientes suelen ser siempre los mismos o no hay tanta concurrencia”.

Más allá de los proyectos en la Legislatura, la esperanza está puesta ahora en la licitación de los predios bajo la autopista 25 de Mayo, que fue convocada la semana pasada por el Gobierno porteño. Se los darán en concesión por hasta 30 años a privados para que instalen comercios o desarrollen actividades culturales o deportivas, con un requisito: la obligación de habilitar baños públicos y hacerse cargo de su mantenimiento.

Uno por uno, dónde están los baños públicos en espacios verdes y cuántos hay en cada lugar

-Parque de la Memoria (1)

-Parque de los Niños (3)

-Parque Extremo (1)

-Parque Centenario (2)

-Parque Avellaneda (1)

-Reserva Ecológica Costanera Sur (3)

-Plaza Haroldo Conti (1)

-Parque 3 de Febrero (7)

-Parque Sarmiento (6)

-Campaña del Chaco (1): Cerrado al público. Hay una obra de puesta en valor en ejecución.

-Parque Lezama (1): Cerrado al público. En proyecto de obras de mejora.

-Parque Los Andes (2): Cerrados al público. En proyecto de obras de mejora.

-Parque Elcano (1): Cerrado al público. En proyecto de obras de mejora.

-Parque Mujeres Argentinas (1): Cerrado al público. En proyecto de obras de mejora.

-Parque Eva Duarte de Perón (1): Cerrado al público. En proyecto de obras de mejora.

Dónde están los baños en estaciones de trenes en la Ciudad

– Línea Roca: Ambas estaciones porteñas -Constitución e Irigoyen- tienen baños.

– Línea Belgrano Sur: Sáenz, Soldati y Lugano cuentan con sanitarios. La única que no tiene es la estación Illia.

– Línea San Martín: Las estaciones elevadas de La Paternal y Villa Crespo están todavía en obra. En las próximas semanas finalizarán los trabajos y habrá baños habilitados. Las cuatro estaciones porteñas restantes tienen sanitarios: Retiro, Palermo, Villa del Parque y Devoto.

– Línea Sarmiento: Las seis estaciones porteñas cuentan con baños habilitados (Once, Caballito, Flores, Floresta, Villa Luro y Liniers).

Línea Mitre:

-Ramal Tigre: Están terminando las obras de la estación elevada Lisandro de la Torre, que tendrá baños. En las otras cuatro estaciones de Capital hay baños habilitados (Retiro, Belgrano C, Núñez y Rivadavia).

-Ramal Bartolomé Mitre: Sus 6 estaciones dentro de Capital tiene baños (Tres de Febrero, Carranza, Colegiales, Belgrano R, Coghlan y Saavedra).

-Ramal José león Suárez: todas sus estaciones tienen baños (Tres de Febrero, Carranza, Colegiales, Belgrano R, Drago, Urquiza y Pueyrredón).

 

Share: